• ¿Dudas?   
  • 639.21.09.97   
  • info@efolivodecoslada.com

19/05/2018

A mis chicos del juvenil A


“Toda buena historia, se merece un gran final”

Pues finaliza un ciclo, los niños se han hecho hombres y a pesar de saber que les has arropado, cuidado, y protegido de cualquier mal como si fueran tu familia, sabía que algún día esto llegaría y en cierto modo me entristece, porque sé que desde hoy ya nada será igual, ya no volveremos a disfrutar de los entrenos, partidos, risas, riñas, charlas y algún que otro baile…jejejeje. Pero a pesar de todo, me voy contento porque sé que por mi parte y por la vuestra hemos disfrutado juntos de este deporte, que siempre hemos trabajado pensando en el equipo y no en nosotros.

Es duro terminar un ciclo porque sabes que ya nada será igual, que lo que venga ahora será diferente a lo vivido, que no tienes por qué ser malo, solo será diferente y que siempre estaré ahí para lo que necesitéis.

Durante los casi tres años que hemos disfrutado juntos, hemos intentado aprender lo que en realidad es el futbol y creedme cuando os digo que lo menos importante es el balón. La amistad, el compromiso, el equipo, el trabajo, la solidaridad, la humildad, el apoyo que siempre nos hemos mostrado cuando alguno lo ha necesitado ha sido brutal y eso equipo es el verdadero futbol, lo demás viene solo.

Os toca vivir una nueva experiencia en el futbol y en la vida, volvéis a ser los pequeños en un mundo de mayores y lo importante no va a ser el resultado, sino la experiencia que vais a adquirir, lo que aprendáis de todo lo que os pase será vuestra mejor arma para enfrentaros al futbol y a la vida, para afrontarla con éxito.

Ya os dije una vez que cualquiera es válido para jugar al futbol o para hacer lo que realmente le gusta si lo hace con pasión y todos los días comienza una nueva rutina para alcanzar su sueño y si alguna vez os encontráis por el camino a alguien que os diga que no valéis, solo será el reflejo de una frustración perdida y un motivo más en el que tenéis que demostraros que sois tan validos como cualquiera, y recordad que no debéis nada a nadie, vuestro éxito es solo vuestro y podréis compartirlo con aquellos que os hayan apoyado durante ese duro proceso de aprendizaje y trabajo hasta alcanzarlo. El trabajo es muy duro, pero la recompensa es eterna.

Y para ir finalizando, solo os puedo desear éxitos en la vida porque la recompensa de haberos conocido ya se merece esto, me habéis aportado tres de los mejores años de mi vida en lo personal y en lo profesional y eso equipo siempre lo llevare en el corazón. A todos mis chicos, sois unos valientes y ahora toca demostrar de nuevo que vamos por el buen camino y aunque sea muy duro y a veces pensemos que no merece la pena, solo tenéis que pensar en lo que hemos conseguido hasta ahora y lo que está por venir.

….Y es que fuimos, somos y seremos los mejores…

Más información Si, acepto

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies.